Ultimas noticias:




Una píldora que tiene el mismo efecto que hacer gimnasia

|

Un grupo de científicos dirigidos por Bruce Spiegelman, del Instituto del Cáncer Dana-Farber Boston, en EEUU, ha descubierto una hormona capaz de enviar un “mensaje” para que el cuerpo aumente la quema de calorías y controle los niveles de glucosa en sangre. De esta manera, se puede transformar la grasa blanca o ‘mala’ en parda o ‘buena’ al igual que hace el ejercicio. La hormona ha sido bautizada como ’irisina’ y puede dar lugar a un fármaco en tan solo dos años.


Bruce Spiegelman, biólogo celular del Instituto Oncológico Dana-Farber en Boston y profesor de biología celular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, señala que esta hormona es un mensajero químico y puede ser utilizada en tratamientos contra la obesidad, la diabetes y el cáncer. Su equipo demostró que la hormona en cuestión se produce de forma natural tanto en ratones como en seres humanos y funciona encendiendo un gen llamado PGC1-alpha, que convierte la grasa blanca en parda.

Spiegelman explica que el descubrimiento es un primer paso importante para comprender los mecanismos biológicos que transforman el ejercicio físico en cambios beneficiosos para el cuerpo, tanto para mantenerse en forma como para prevenir o tratar enfermedades.

Estos investigadores desarrollan ahora una terapia que ofrece los beneficios de hacer ejercicio, pero sin mover un músculo, gracias a la reproducción artificial de sus propiedades. El medicamento provocará la quema de calorías, pero sin hacer ejercicio, al activar el gen que convierte en grasa parda la grasa blanca, que es la que se concentra en la cintura y hace aumentar de peso.

En el estudio, los ratones que recibieron la hormona perdieron varios gramos en los primeros 10 días después del tratamiento con irisina. A pesar de que la pérdida de peso fue pequeña, Bruce Spiegelman, sostiene que la hormona podría tener un efecto mayor si se administra por períodos más largos. "Queda por determinar si los tratamientos más prolongados o una mayor dosis de irisin podría causar más pérdida de peso", dice.

Parece también que reduce el daño causado por una dieta alta en grasas ya que fue capaz de proteger a los ratones contra la obesidad inducida por dietas y diabetes. “Tenemos la esperanza, aunque no tenemos pruebas de que esta hormona puede incorporar algunos de los otros beneficios del ejercicio, tal vez en el sistema neuromuscular. Soy muy optimista con lo que hemos conseguido pero no quiero prometer nada aún”, ha explicado Spiegelman.

Si este fuera el caso, se podría usar para tratar trastornos como la distrofia muscular y la atrofia muscular. Aun así, los investigadores todavía tienen que calcular la cantidad de beneficio que produce la hormona sobre una persona con diabetes u otros problemas de salud.

El experto advirtió, sin embargo, que la terapia no permitirá que la gente fortalezca sus músculos sólo tomando un suplemento de esta hormona, ya que la irisina no genera músculos más fuertes. "No estamos tratando de reemplazar la dieta y el ejercicio, que siguen siendo importantes", dice.

Durante la investigación, la terapia no mostró toxicidad ni efectos secundarios, en parte porque es una sustancia natural. Según Spiegelman, los resultados alientan la posibilidad de producir un medicamento que podría estar listo en dos años. /telecinco.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las opiniones escritas por los lectores de este blog serán de su entera responsabilidad. No se admitiran insultos ni ofensas, ni publicidad o enlaces a otros blogs, de lo contrario se podrán eliminar sin previo aviso.

 

©2009 El buscador de noticias | Template Blue by TNBPolítica de Privacidad